CONSEJOS, TÉCNICAS DE COCINA
Jan 6, 2017
Mis 5 reglas para cocinar a la parrilla

El hacer comida a la parrilla es un proceso que debe tomarse muy en serio, si se busca la perfección en los alimentos. Les dejo mis 5 claves para que lo logren.

  • No comenzar a probar la comida sin darle tiempo a que se cocine. Hay que evitar al máximo el voltear constantemente los alimentos a la parrilla, o estar chequeando si se cocinó por debajo. Dale tiempo a los alimentos de que se cocinen, sé paciente. Con esto, los alimentos podrán cocinarse bien en su interior y se separarán de forma natural de las rejillas sin pegarse. Si tratas de mover los alimentos antes de cocinarlos bien, ten por seguro que se van a pegar.
  • Bajo ninguna circunstancia le introduzcas cuchillos o tenedores a los alimentos mientras están en la parrilla, ya que no queremos que suelten los jugos que le van a dar sabor y suavidad. Si sientes la necesidad de realizar un corte a una carne para chequear si está bien cocida para tu gusto, hazlo después de darle tiempo a que se cocine. Si permites que se escapen los jugos internos, vas a tener como resultado alimentos secos.
    Lo que yo aconsejo es no hacer el corte para comprobar si la comida llegó al punto de cocción o no, simplemente la toco con un dedo y dependiendo de la firmeza me doy cuenta si está o no en el punto deseado. Mientras más se cocina, más firme se ponen los alimentos, y esto se debe a la pérdida de sus jugos. Un bistec medio rojo se siente blando, un bistec término medio se siente más elástico, un bistec bien hecho se siente bien firme.
    Esta regla de mientras más cocción más firmeza se aplica igual para pescados y aves. También puedes guiarte por los jugos desprendidos encima de un bistec. Mientras menos jugo veas encima de este, menos cocido estará. Mientras más experimentes el cocinar a la parrilla, mejor sabrá cual es el momento exacto en que su término de cocción está a punto.
  • Las Carnes rojas y aves deben tener su tiempo de reposo cuando las retires de la parrilla antes de cortarlas, rebanarlas o servirlas. ¿Por qué? Muy sencillo, si sacas de la parrillera un bistec o una presa de pollo a la tabla y la cortas enseguida, podrás observar cómo los jugos de los alimentos comienzan a inundar la tabla y con ellos el sabor y textura perfecta de tu comida disminuirá. Si espera un par de minutos antes de realizar el primer corte, los jugos se expandirán de manera uniforme en el bistec o pollo, lo que le garantizará que retendrán la mayor cantidad de ellos y sentirás la diferencia en tu boca. No creas que la comida se estará enfriando ya que el calor interno, por el contrario, seguirá cocinándola. Caso contrario, los peces, que sí debes servir inmediatamente, ya que no perderán sus jugos pero si los dejas reposar pueden enfriarse. Estos pierden el calor rápidamente.
  • En caso de dudas sobre la cocción exacta, es mejor menos que más. Me explico, siempre podrás poner nuevamente al fuego los alimentos si no están en el punto deseado pero si están sobrecocidos, no habrá vuelta atrás.
  • Siempre, en el 100 % de mis preparaciones a la Parrilla, utilizo Sal Kosher, ya que esta es una Sal pura, sin químicos. Esta Sal viene en granos gruesos y su sabor es intenso por lo que recomiendo usarla poco a poco para evitar salar en exceso. Créanme que con la combinación del sabor que dan las brasas junto con esta Sal, prácticamente no se necesitan más especies o condimentos.

Imagen: sz0931.com

ETIQUETAS: BARBECUE BBQ GRILL PARRILLA
0 Comentarios
¡COMPARTIR! Pin on Whatsapp Pin on Pinterest Tweet about this on Twitter Share on Facebook Email this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

6 + 14 =